¿Qué tipo de llenadora resistente a la corrosión ha escogido?

Los líquidos corrosivos suponen un riesgo para el personal y una alta depreciación de las máquinas e instalaciones de su línea de envasado. Por tanto, es primordial utilizar una máquina llenadora especialmente diseñada para trabajar con estos productos, capaz de concentrar el riesgo en el interior de sus resguardos sin dañar otras máquinas y componentes.

Cuando se trata de líquidos corrosivos, el hipoclorito de sodio, el ácido clorhídrico y el ácido sulfúrico son los agentes corrosivos comunes en la lejía, los limpiadores de inodoros y los desinfectantes en diferentes concentraciones. Por lo tanto, dado que varios agentes corrosivos pueden ser parte del alcance, ninguna combinación única de materiales a prueba de corrosión resulta ideal para cada producto, pero existe una combinación ideal para cada requisito en particular.

Técnicamente hablando, hay dos tendencias principales en las máquinas llenadoras:

1. Llenadora de bajo coste

Las máquinas de llenado por gravedad son predominantes en la industria de limado corrosivo debido a la simplicidad de esta tecnología de flujo libre y la posibilidad de construirse completamente en plásticos inertes y fibra de vidrio, incluso con los sujetadores de fibra de vidrio.

Pros:

• Inversión de bajo costo
• Amplia gama de fabricantes locales.
Contras:
• Los rellenos por gravedad no garantizan volumen ni peso. El sobrellenado es la única forma de cumplir con la dosis objetivo.
• Alto costo de mantenimiento debido al desperdicio prematuro de componentes.
• Reducción de la vida útil de la máquina.

2. Llenadora de bajo mantenimiento y alto OEE

Estos productos corrosivos funcionan como cualquier otro detergente, desde líquidos finos y espumosos hasta geles viscosos, por lo que tiene sentido utilizar sistemas de llenado similares con mayor precisión que los rellenos por gravedad o por nivel.
Un diseño a prueba de corrosión no solo significa utilizar materiales resistentes a los productos químicos en las partes sensibles. También es necesario diseñar la mejor forma de evacuación de humos, construir una estructura robusta que garantice al menos 20-25 años de vida útil de la Llenadora y proteger a los operarios de la atmósfera corrosiva y al resto de máquinas de la línea.

Se utilizan materiales estratégicos como Hastelloy, Titanio, Duplex, Viton Extreme y acero inoxidable recubierto de Halar que ofrecen una mayor resistencia a la corrosión a la temperatura nominal del producto.

Pros:

• Alta precisión de llenado.
• Coste de mantenimiento reducido y tiempo de inactividad mínimo de la máquina.
• Alta OEE.
Contras:
• Inversión inicial.

Desde el punto de vista del ROI, una solución robusta y duradera debe estar alineada con la política de inversión a medio / largo plazo de la mayoría de las empresas. Sin embargo, esto no es algo fácil de demostrar a las adquisiciones hasta que se haya adquirido la primera Llenadora de la Alterntiva B y la contabilidad analítica presente los costos y beneficios de la nueva adquisición. Aquellas empresas que solían liderar con máquinas de bajo costo nunca entenderán por qué sus mayores competidores prefieren invertir en Llenadoras de alto costo y dónde está el secreto de su éxito.